martes, 27 de mayo de 2008

martes, 13 de mayo de 2008









Suscríbete al boletín
El Grito del Pueblo
Correo electrónico:



miércoles, 7 de mayo de 2008

domingo, 4 de mayo de 2008

jueves, 1 de mayo de 2008

viernes, 21 de marzo de 2008

martes, 18 de marzo de 2008

domingo, 16 de marzo de 2008

viernes, 14 de marzo de 2008

A
sólo 19 días de estar en el puesto, muy sonriente por el
alto salario al que se hizo acreedor, el director del IMSS, el
fracasado “politólogo” Juan Francisco Molinar
Horcasitas, hizo pública la que parece ser una peligrosa y
cercana relación con el “coyote mayor” de los
medicamentos en México, el “hombre llamado
corrupción” José Antonio Pérez y
Pérez, magnate y dueño de Fármacos Especializados,
la principal firma surtidora de medicamentos de patente del IMSS y de
todas las instituciones de salud del gobierno federal.


Nuevo El Grito del Pueblo
voz de los trabajadores

viernes, 22 de febrero de 2008

Grupo Modelo quiere destruir nuestro sindicato


Grupo Modelo quiere destruir nuestro sindicato

Somos más de 250 obreros de la ciudad de San Luis Potosí que trabajamos en la empresa Industria Vidriera Potosí (IVP), que pertenece a la cervecera Grupo Modelo. Nuestras condiciones de trabajo y salarios están muy por debajo del promedio de los trabajadores de esta industria. Hemos sido despedidos injustificadamente.

¿Qué es IVP (Industria Vidriera del Potosí)?

En esta planta se produce la botella que envasa el 40% de la cerveza Corona y Corona Light que Grupo Modelo exporta a Estados Unidos y Canadá. La dueña del Grupo Modelo es la señora María Asunción Aramburuzabala, la mujer más rica de América Latina, y su marido es Tony Garza, embajador de EU en México.

¿Con qué objetivo caminamos hacia el DF?

1. Para exigirle al embajador Tony Garza y a su esposa que seamos reinstalados. Y para que respeten nuestro derecho a la asociación sindical.

2. Para exigirle a Felipe Calderón que respete el derecho a huelga, que era la única forma legal de defendernos de los despidos, pero la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCyA), favoreciendo a la empresa, rechazó nuestro trámite de emplazamiento a huelga.

3. Para exigir el reconocimiento de nuestra dirección sindical, pues la Secretaría del Trabajo y Previsión Social le ha negado el reconocimiento legal, con lo que la empresa despidió a nuestros dirigentes electos en Asamblea, violando flagrantemente la libertad sindical.

Aramburuzabala y el embajador gringo castigan a 250 familias mexicanas

Los dueños de Modelo nos anunciaron en diciembre que debían cerrar un horno de los cuatro que tienen la planta, para lo cual requerían de cesar a la cuarta parte del personal sindicalizado. Los enviados de la señora Aramburuzabala y el embajador Tony Garza nos dijeron que la razón de esto era que este año bajarían sus ventas de cerveza a Estados Unidos, por lo que requerirían de menos botella.

Pero es absolutamente falso. Como es sabido, su empresa es muy rica y poderosa. Desde el año 2000 viene incrementando su producción de cerveza a un ritmo del 5.14% anual. Desde ese año, el principal impulsor de la expansión del Grupo han sido las exportaciones, las cuales han estado creciendo en un 11% anual.

Es decir, Modelo ha venido creciendo. Así lo afirma en su informe a los accionistas, del 2006: “Durante los últimos 15 años las exportaciónes de MODELO han mostrado un constante crecimiento, aun en ejercicios de menor actividad económica mundial.”

Este año la empresa continuará creciendo. Sus directivos no preveén ninguna reducción en la venta de cerveza. Al contrario, deben producir más. Es por esta razón que en Piedras Negras, Coahuila, están construyendo una nueva planta, que incrementará su producción total en un 16%.

En otras palabras, la espectacular expansión de Grupo Modelo está en completa oposición con la decisión de cerrar un horno en IVP. Los despidos no se justifican por ninguna razón económica, no se trata de una empresa a punto de la bancarrota ni mucho menos.

Grupo Modelo quiere destruir nuestro sindicato

La pareja dueña de Grupo Modelo quiere destruir nuestro sindicato, el SUTEIVP. En 2006 logramos democratizar nuestra agrupación y quitar a los dirigentes de la CTM, que nunca nos defendían, por representantes surgidos de entre nosotros, elegidos por nosotros y controlados por nosotros. Empezamos a exigir nuestros derechos y a pedir un mejor salario, pues descubrimos que los dueños de Modelo tenían otra fábrica de botellas en el estado de México donde los trabajadores ganaban 50% más que nosotros. Así, después de muchas negociaciones, en nuestra revisión del año pasado logramos nuevos puestos de trabajo y un aumento salarial del 19% (el mayor aumento salarial del 2007 en México). Antes nos maltrataban los supervisores al grado de llegar a golpearnos; de comer nos daban sólo una sopa Maruchan y todo eso cambió por un trato digno, mejores alimentos y mejores condiciones de seguridad. Estos cambios, estamos convencidos, no son lujos ni privilegios, son mejoras que todos los mexicanos nos merecemos.

El ejemplo del SUTEIVP impactó a los obreros de numerosas fábricas de San Luis Potosí. Brotó una efervescencia a nivel de la base, dándose numerosas expresiones de descontento de trabajadores de otras fábricas. Los vidrieros habíamos demostrado que la lucha otorga beneficios. Habíamos demostrado que, para que las familias obreras vivan mejor, hay que luchar, pues si los obreros no se encargan de obtener lo mejor para los suyos, ¿quién lo hará?, ¿los patrones?, ¿las centrales sindicales de siempre?, ¿el gobierno? ¿un embajador extranjero? Obviamente no. Surgieron grupos de obreros disidentes en numerosas fábricas, se pararon líneas de producción y, en general, se comenzó a cuestionar en San Luis Potosí a los líderes sindicales charros.

Es por esto que, después de que obtuvimos el 19% en julio, los patrones de la zona industrial, la CTM y el gobierno del estado desataron una campaña en nuestra contra. Se nos empezó a llamar “radicales” y “locos”, con el fin de aislarnos para que no surgieran “brotes vidrieros” en otras fábricas.

El punto de vista de estos enemigos de la democracia sindical es que exterminando al sindicato vidriero se extirpará un cáncer que puede contagiarse a toda la zona industrial y que es mejor extirparlo ahora antes de que sea demasiado tarde. Pretenden dar un fuerte golpe a los vidrieros, como ejemplo de escarmiento.

Por eso nos despidieron, en un intento de descabezar al sindicato. Pretenden castigarnos ante los ojos de los demás obreros potosinos para que nadie intente imitarnos. Para ellos es peligroso que los obreros exijamos nuestros derechos y por eso despidieron a tantos de nosotros, incluyendo a nuestros dirigentes. Pero como esta decisión de la empresa es ilegal, metimos demanda por reinstalación pues queremos recuperar nuestro trabajo. ¡Nopermitiremos que el embajador de Estados Unidos y su esposa pongan en la calle a todas estas familias mexicanas!

Nunca nos imaginamos en una lucha

No tenemos opción más que defender nuestra fuente de trabajo pues NO están contratando vidrieros en otras fábricas. En todas las fábricas de la zona industrial de SLP circulan “listas negras” con los nombres de todos los obreros vidrieros, para no contratarnos.

Aún así, es cierto que podríamos tomar la liquidación y olvidarnos de esto. Pero aquí hay algo más en juego: nuestra dignidad. Lo que tanto costó alcanzar no lo abandonaremos tan fácil. No dejaremos que la Modelo, CTM y gobierno se salgan con la suya.

Insistimos: no somos diferentes de cualquier trabajador de otra planta; sólo somos gente común, que vamos todos los días a la fábrica a buscar el sustento para nuestras familias. Además, nunca nos imaginamos estar luchando como hoy estamos obligados a hacer. Nos cansamos de ver cómo la empresa se enriquecía, aumentaban sus ganacias... y los obreros seguíamos igual. Nos cansamos de los malos tratos, de líderes que más que representantes de obreros parecían patrones o capataces vestidos de obreros. En ningún lugar está escrito que debamos ser pobres y tampoco que las cosas no puedan cambiar.

Las autoridades se arrodillan ante EU

Los dueños de Modelo habían decidido de manera unilateral los despidos y sus enviados nunca estuvieron dispuestos a negociar. Sólo nos anunciaron algo ya decidido, como si dejar a 250 familias sin sustento fuera cualquier cosa.

De este modo, para obligar a la empresa a sentarse a negociar, veíamos que había que iniciar los trámites legales para parar la fábrica. La empresa, para golpearnos, nos despidió, ¿por qué nosotros no íbamos a hacer uso, para defendernos, de nuestro derecho, escrito en la Constitución mexicana, a hacer huelga?

Por eso hicimos ante la JFCyA el trámite para estallarla, pero ésta nos lo rechazó ilegalmente. No nos dieron chance de defendernos. ¡La empresa nos anuncia que nos quiere golpear y el árbitro nos amarra las manos! ¡Por eso venimos exigiendo al Presidente que se respete ese derecho de huelga!

La JFCyA rechazó nuestro trámite a petición de la empresa, es decir, la autoridad se arrodilló ante el embajador del país más poderoso del mundo y su esposa y nos negó ilegalmente nuestro derecho. En lugar de defender al trabajador, la Junta prefirió no incomodar a la esposa del embajador estadounidense. Modelo quería orillarnos a estallar una huelga ilegal para así poder pedir el uso de la fuerza pública en contra nuestra y despedir a todos los trabajadores legalmente (argumentando que nos habíamos ausentado injustificadamente del trabajo) y así contratar personal nuevo en su totalidad, destruyendo de un tajo al sindicato.

Tuvimos entonces que quedarnos con las ganas, pues no íbamos a aventarnos a una huelga ilegal que pusiera en riesgo a 600 familias más, aparte de las 250 que ya habían sido afectadas. No íbamos a caer en la provocación de la empresa de estallar una huelga por fuera de la ley.

Gracias a la solidaridad, ganaremos

Si bien ha aumentado la represión al interior de la fábrica (despidiendo al que levante la voz), los empleados de los dueños de Modelo no han logrado las suficientes firmas que le permitan formar otro sindicato. No han juntado más de 60 firmas, según informes de los compañeros en activo que nos mantienen diariamente informados.

Además no estamos solos. Numerosas organizaciones de México nos han apoyado solidariamente. También trabajadores de otros países nos han enviado palabras de aliento, desde Argentina, República Dominicana y Venezuela apenas en estos primeros días que empezamos a difundir de manera internacional nuestro conflicto. Vemos que son más hermanos nuestros que los empresarios y gobernantes nacidos en la misma tierra que nosotros.

Sabemos que no tenemos ganada nuestra lucha. Por eso les pedimos la más amplia solidaridad con nosotros. Sólo somos trabajadores mexicanos contra una empresa que tiene al gobierno, las autoridades laborales y a la embajada de EU de su lado. Pero sabemos que si nos apoyamos entre trabajadores de distintos países, y entre mexicanos, podremos hacer valer la ley de este país y lograr un nuevo triunfo.